¿Buscas ayuda?

 

Los problemas de salud mental son comunes y pueden afectar a personas de cualquier sexo, edad, nivel socioeconómico o cultura.

Afortunadamente, los problemas de salud mental son tratables. Identificarlos y tratarlos de forma oportuna es fundamental para disminuir sus repercusiones.

Te invitamos a revisar el directorio electrónico de instituciones de atención a la salud mental gratuitas para que identifiques instituciones en tu comunidad y puedas contactar con un profesional de la salud en caso de que tú o alguna persona cercana lo necesiten.

Pulsa el boton de abajo para descargar el documento

Atención psiquiátrica

¿Qué es un psiquiatra?

  • El psiquiatra es un médico especialista que desempeña un papel fundamental para detectar, proporcionar un diagnóstico y tratamiento de padecimientos mentales a partir de una valoración integral.
  • A diferencia del/a psicólogo/a, el/la psiquiatra está capacitado/a para hacer una prescripción médica con psicofármacos para tratar los síntomas de diferentes trastornos mentales, dar seguimiento y ajustar las dosis de los medicamentos cuando se requiera.
  • El médico psiquiatra es el único que puede prescribir un tratamiento farmacológico en caso de detectar algún padecimiento mental.

¿Qué es una consulta psiquiátrica?

Es un espacio en el que un médico especialista en psiquiatría hace una valoración a través de una entrevista clínica para establecer un diagnóstico. 

A partir de esta valoración, el/la psiquiatra definirá si la persona necesita realizar más estudios y si requiere tratamiento o atención psicológica y/o psiquiátrica.

El médico tratante deberá explicar paso a paso, orientar y resolver las dudas e inquietudes que el/la paciente y/o los familiares tengan sobre el diagnóstico y tratamiento.

¿Cuándo se debe solicitar una consulta psiquiátrica?

Generalmente se consulta a un/a psiquiatra cuando hay malestar emocional o alteraciones en el comportamiento, el pensamiento, las emociones, el rendimiento académico o laboral y/o el funcionamiento cotidiano.

La consulta psiquiátrica puede ser solicitada por la persona afectada, por la familia o puede ser recomendada por otros médicos, profesionales de la salud (psicología/consejerías/orientación).

¿Qué tengo que hacer si necesito atención psiquiátrica?

  • Identificar en tu localidad las instituciones o centros que brinden servicios de atención psiquiátrica.  
  • Informarse a través de la página de internet o vía telefónica sobre los horarios de atención, documentación, registro de citas y costos.
  • Llevar documentos oficiales de identificación de la persona que necesita atención (por ejemplo, identificación oficial, comprobante de domicilio).
  • En caso de ser menor de edad tendrá que ir acompañado/a por su padre, madre o representante legal.

 

A continuación puedes descargar un directorio de servicios de atención a la salud mental en México. 

Emergencia psiquiátrica

¿Qué es una emergencia psiquiátrica?

Los casos de emergencia psiquiátrica son los que requieren una intervención psiquiátrica inmediata cuando existen condiciones de alto riesgo que atentan contra la vida de una persona o la de otros. Algunos trastornos mentales como la depresión, los episodios psicóticos, la esquizofrenia, el trastorno bipolar, el consumo de ciertas sustancias o los intentos de suicidio pueden presentar crisis graves que requieren atención inmediata y se consideran emergencias psiquiátricas porque se presenta una alteración grave en el comportamiento que pone en riesgo la propia vida o la de otras personas.

¿Qué es el servicio de urgencias psiquiátricas?

El servicio de urgencias está destinado a atender de manera inmediata a personas con algún trastorno mental que ponga en riesgo su vida o la de los demás. Generalmente las unidades de atención cuentan con servicios ambulatorios y/o de internamiento breve. Una vez que se haya estabilizado el/la paciente, el médico hará las recomendaciones pertinentes para cada caso (por ejemplo, enviarlo/a a casa, hospitalizarlo/a o canalizarlo/a a consulta externa).

¿Qué puedo hacer para afrontar el estrés y cuidar mi salud mental?

¿Qué es el estrés?

  • El estrés es una reacción normal ante situaciones difíciles que ocurren a lo largo de nuestra vida que pueden tener diferentes efectos que se manifiestan en el cuerpo, los pensamientos y las emociones
  • Nos estresamos cuando tenemos dificultad para afrontar las demandas de nuestro entorno.
  • Todos los individuos experimentan estrés en mayor o menor medida y cada quién tiene formas diferentes para afrontar las situaciones estresantes. 
  • Una misma situación puede resultar mucho más estresante para una persona que para otra.
  • Los desencadenantes del estrés no son necesariamente derivados de situaciones extremadamente dolorosas, impactantes o de peligro (por ejemplo, perder a un ser querido, ser víctima de violencia, ser diagnosticado de una enfermedad grave), sino que pueden provenir también de situaciones cotidianas (por ejemplo, hacer un examen, tener una discusión con alguien cercano, estar en el tráfico).

Efectos del estrés en el cuerpo

  • Sentir que el corazón late más rápido
  • No poder dejar de comer
  • Dificultades para dormir (insomnio, sueño interrumpido o dormir más de lo habitual)
  • Dolores de cabeza
  • Rubor o enrojecimiento de la cara
  • Ponerse pálido/a
  • Sentir la boca seca
  • Sentirse muy cansado/a
  • Sentir dolores por todo el cuerpo
  • Sentirse débil
  • Sentir tension en los músculos
  • Sudar más de lo usual
  • Problemas digestivos (estreñimiento o diarrea)
  • Sentir nauseas o ganas de vomitar
  • Sentir que la voz tiembla
  • No poder dejar de moverse
  • Sentirse entumido/a
  • No tener hambre
  • Necesitar caminar todo el tiempo

Efectos del estrés en el pensamiento y las emociones

  • Estar excesivamente preocupado/a
  • Irritabilidad
  • Sentir miedo constante
  • Ansiedad
  • Sentir que las ideas se aceleran
  • Tener dudas acerca de todo
  • Problemas de memoria
  • Sentir que las ideas no son claras
  • Querer olvidar todo
  • Estar demasiado exaltado/a
  • Pensar sólo en cosas malas
  • No poder entender lo que está pasando
  • No poder concentrarse
  • No poder organizar los pensamiento

Manejo del estrés y técnicas de respiración

Te invitamos a poner en práctica las siguientes acciones de autocuidado que pueden ayudar a mantener la salud mental:

Sueño

  • Intentar dormir lo suficiente (adolescentes 8-10 horas y adultos mínimo 7 horas) y mantener horarios regulares de sueño.
  • Establece un horario para irte a dormir y despertarse.
  • Si tomas siestas, de preferencia que no excedan los 45 minutos.
  • Evita consumir cafeína, alcohol o alimentos en exceso antes de acostarte.
  • No hacer ejercicio justo antes de acostarse.
  • Mantener la habitación bien ventilada.
  • Intentar reducir el ruido que distrae y eliminar la mayor cantidad de luz posible.
  • Reserva tu cama para descansar y evita usarla para algo más (por ejemplo, trabajar, estudiar, etc).

Ejercicio

La actividad física es una gran herramienta contra el estrés y la ansiedad.

Es recomendable hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día. Puedes empezar con ejercicios poco intensos y cortos para después ir aumentando la duración e intensidad

También se pueden añadir pequeñas actividades en el día como subir escaleras en vez de tomar el elevador o ir a dar pequeños paseos.

La actividad física tiene varias ventajas:

  • Fomenta el crecimiento y el desarrollo normal.
  • Puede hacer que las personas se sientan, funcionen y duerman mejor.
  • Reduce el riesgo de muchas enfermedades crónicas.

Alimentación

  • Es importante tener una dieta equilibrada, consumir frutas y verduras, tomar suficiente agua, minimizar el consumo de alimentos procesados y bebidas azucaradas.
  • En la medida de lo posible, mantener horarios regulares en las comidas.
  • Evitar o limitar el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas. El consumo de estas sustancias puede hacer que las personas se sientan bien a corto plazo, pero tienen consecuencias negativas para la salud física y mental a largo plazo.

Actividades cotidianas

  • Crear una rutina diaria con distintos tipos de actividades y buscar equilibrio entre ellas.
  • Participar en actividades que involucren contacto social y fortalecer las relaciones.
  • Contar con personas con las que podamos hablar en confianza puede ser de gran utilidad en momentos en los que necesitamos apoyo.
  • Tratar de mantener un equilibrio entre las responsabilidades diarias y las cosas que disfrutamos hacer.
  • Una mayor participación en actividades placenteras o recreativas está relacionada con mejores resultados de salud psicológica, mejor bienestar y una reducción del malestar emocional.

¿Y si me está costando trabajo mejorar o mantener mi salud mental?

Con el fin de fortalecer y mantener una buena salud mental, es importante prestar  atención a nuestras emociones e identificar cuándo necesitamos ayuda profesional. 

A veces puede ser difícil saber si nosotros o alguna persona cercana está experimentando signos o síntomas que requieren de atención profesional.

Si las reacciones asociadas con el estrés afectan nuestra vida cotidiana y no nos permiten funcionar de manera adecuada, es recomendable buscar apoyo de un profesional de la salud.

Existen ciertas señales a las que debemos prestar atención porque pueden indicar problemas con la salud mental.

Señales de advertencia que no debemos ignorar, sobre todo si han durado más de dos semanas:
  • Pérdida de energía
  • Aislarse de las personas
  • Pérdida de interés en actividades que antes se disfrutaban
  • Problemas para dormir o cambios importantes en el apetito
  • Dificultad para concentrarse o pensar  con claridad
  • Dificultad para expresarse o hablar de forma confusa
  • Descuidar la higiene personal
  • Dificultad para realizar las actividades cotidianas en la casa, la escuela y/ o el trabajo
  • Tener pensamientos sobre la muerte o de hacerse daño a sí mismo o a los demás
  • Ver o escuchar cosas que no son reales o que no están ahí
  • Ideas o creencias que no están basadas en la realidad
Logo Conahcyt